14 jun. 2014

LITERATURA SOLIDARIA

¿Qué es Acumán?
Acumán es una asociación que tiene como objetivo colaborar en la erradicación de la pobreza en países del Tercer Mundo. Los beneficios que obtiene con la edición de libros se destinan a financiar proyectos de ayuda al desarrollo en países empobrecidos.
Nació en 1995 y ha colaborado con más de una docena de particulares y ONGs (Médicos del Mundo, Ayuda en Acción, Aventura Solidaria...), en la financiación de proyectos en más de diez países por un importe superior a los 90.000 euros.
Acumán está integrada por voluntarios que se dedican a recaudar fondos para financiar proyectos de ayuda al desarrollo en países empobrecidos mediante la edición y venta de libros principalmente. No es una ONG, aunque a veces colabora con alguna de ellas para sus proyectos.
En Acumán nadie cobra y todo lo que se obtiene se destina de forma íntegra a los proyectos.

¿Cómo puedo colaborar con Acumán?
Si vives cerca de Toledo puedes ponerte en contacto con nosotros para labores puntuales, empaquetado de libros, atender puestos de venta de libros en ferias solidarias y mercadillos, colaboración en cuentacuentos, presentaciones de libros, etc. También aceptamos la colaboración de correctores ortográficos y de estilo, de maquetadores gráficos, de fotógrafos y todos cuantos puedan ayudar a mejorar la edición de nuestros libros. Si quieres deshacerte de libros en buen estado o de material escolar de cualquier tipo, llámanos y pasamos a recogerlo.

¿Quién publica en Acumán?
Aquellos autores que demuestrán un mínimo de calidad literaria (evaluada por nuestra comisión de lectura) y están dispuestos a renunciar a sus derechos de edición en beneficio de nuestros proyectos solidarios. El autor no percibe ningún dinero por su obra, tan sólo cinco ejemplares de la misma de forma gratuita y la posibilidad de adquirir a precio de coste cuantos libros quiera.

¿Recibe Acumán algún tipo de subvención?
No. Ni la recibe ni la solicita. Acumán es totalmente independiente.

¿Tiene alguna ideología Acumán?
En absoluto. Es una asociación aconfesional que acoge entre sus colaboradores a todo aquel que esté dispuesto a echar una mano con independencia de su credo, raza, ideología, sexo o estatura.

¿Cuál es el sistema de pago para adquirir libros de Acumán?
Normalmente el libro se envía con unos gastos mínimos (entre 0,30 céntimos y dos euros) por correo ordinario. Cuando el comprador recibe los libros, si el pedido es correcto, procede a ingresar la cantidad indicada en una cuenta, indicando su nombre. De este modo resulta más barato tanto para el comprador como para Acumán.
Los envíos se realizan utilizando papel reciclado de cualquier clase por cuestiones ecológicas y para abaratar costes.

¿Tiene Acumán algún gasto de gestión?
Los mínimos, que se reducen a gastos de correos. Acumán no destina ninguna partida a publicidad ni recompensa a sus colaboradores en modo alguno; su página web es gratuita. Incluso los gastos de desplazamiento originados en los mercadillos son sufragados por los propios colaboradores.

¿Cómo distribuye Acumán sus publicaciones?
Casi de forma exclusiva por internet, en ferias de la solidaridad, mercadillos y en algunas librerías que no nos cobran recargo.
Acumán hace un par de años que no utiliza los cauces normales de distribución porque las distribuidoras, si no se trata de grandes editoriales, a veces ni distribuyen y cobran por no distribuir. Y las librerías suelen cobrar entre un 25 y un 40% del PVP. Además, por lo general, las librerías suelen exponer libros de grandes editoriales mucho antes que los libros de editoriales modestas, que, lógicamente, no les reportan tantos beneficios.

¿Cómo elige Acumán los proyectos que financia?
Por regla general son ONGs o particulares quienes nos presentan proyectos a financiar. Un grupo de colaboradores de Acumán evalúa los distintos proyectos presentados y en función de la cantidad solicitada, de la solvencia de quien avala el proyecto y del tipo de proyecto (sanitario, cultural, etc), se decanta por uno u otro.


12 jun. 2014

PROYECTOS FINANCIADOS

PROYECTOS FINANCIADOS
  1. Ayuda en Acción: 9.682 euros para apadrinamiento de niños y comunidades, y para la construcción de un pozo de agua potable. Todo el dinero se invirtió en Latinoamérica (Bolivia, Honduras, El Salvador...)
  2. Misioneras Combonianas: 1.000 euros. Adquisición de animales para granja de escuela de capacitación de jóvenes sin recursos en Guatemala.
  3. Escuelas para el Mundo: 12.020 euros. Construcción y equipamiento de una escuela en Primera Línea Fernando Delgado - Repatriación (Caaguazú), Paraguay.
  4. ASPRONA: 6.012 euros. Para los fines propios de esta asociación que atiende a personas con discapacidades varias en la provincia de Albacete (España).
  5. Proyecto de microcréditos: 3.500 euros. Destinados a Paraguay en importes no superiores a 1.000 euros.
  6. Fundación Vanesa: 1.650 euros. Para la compra de sillas de ruedas y material ortopédico necesario para personas sin recursos.
  7. Médicos del Mundo: 8.850 euros entregados en sus sedes de Toledo y Madrid. Para un total de tres proyectos de carácter sanitario.
  8. Proyecto Hogar Niña María (Mariquita-Tolima, Colombia). En conjunto con el siguiente.
  9. Proyecto Residencia de Ancianos (Mariquita-Tolima, Colombia). 25.786,14 euros.
  10. Proyecto Martin Ngdobou: 1.500 euros para Centro de Formación Profesional de Jóvenes sin recursos en Lagos (Nigeria).
  11. Ayuda en Acción: 1.220 euros para sistemas de agua potable de dos escuelas, un refugio para 24 personas en situaciones de emergencia, infraestructuras completas de cuatro comedores escolares (todo ello en distintos países africanos)
  12. Médicos del Mundo: 510 euros para la construcción de un centro de salud en San Marcos (República Dominicana)
  13. Aventura Solidaria: 4.100 euros para centro de salud en Muhalaze (Mozambique)
  14. Ayuda en Acción: 900 euros para apadrinamiento de niños y comunidades indígenas
  15. Aventura Solidaria: 4.390 euros para centro de salud en Muhalaze (Mozambique)
  16. Fundación Balay Pasilungan de los Marianistas: 900 euros para proyecto con niños de la calle en Filipinas
  17. África Directo: 7.167 euros para centros sanitarios en Mozambique
  18. Profesores Cooperantes: 850 euros para proyecto de mingitorios en Bolivia
  19. Aventura Solidaria: 3.000 euros para diversos proyectos en Mozambique.
  20. Profesores Cooperantes: 600 euros para compra y envío de semillas de temporada a poblaciones agricultoras.
  21. AFA Valdepeñas (Asociación Familiares Alzheimer): 450 euros.
  22. Fundación Vicente Ferrer: 1.400 euros para apadrinamiento de comunidades en la India.
  23. David Melar: 1.160 euros para casa de acogida a niños en Mozambique.
  24. Global Humanitaria: 500 euros para apadrinamientos.
  25. Fundación Vicente Ferrer: 3.600 euros para un proyecto de Educación de calidad para niñas con discapacidad visual.
  26. Aventura Solidaria: 1.600 euros para diversos proyectos en Muhalaze (Mozambique).
Además de las anteriores aportaciones económicas, Acumán ha enviado material escolar, sanitario, juguetes, libros y ropa a Colombia, Bolivia, Mozambique, Uruguay, Paraguay y El Sahara.

10 jun. 2014

OFERTA DE LIBROS PENITENCIARIOS

OFERTA DE LIBROS PENITENCIARIOS


http://miguelangelcarcelen.blogspot.com.es/2009/12/las-lagrimas-de-un-clown.html


http://miguelangelcarcelen.blogspot.com.es/2009/12/colera-y-azogue-para-ailene.html



Consiga estas cuatro novelas ambientadas en cárceles españolas
al precio de 25 euros el conjunto. (Gastos de envío 1,30 euros)
Pedidos en acuman1@gmail.com

9 jun. 2014

PROYECTO MARIQUITA-TOLIMA

Durante el año 2006 Acumán asumió el proyecto del Hogar Niña María y el del albergue para ancianos desamparados en Mariquita-Tolima (Colombia). Gracias a la labor editorial, a la implicación de muchas personas y especialmente al interés de Ramón de Aguilar se consiguió enviar la cantidad de 20.486,14 euros. El libro Historias de gente sin historias,de Ramón de Aguilar, del que se hicieron dos presentaciones en Casas Ibáñez y en Requena, ayudó mucho a este fin.
Para más información se puede visitar el blog de Ramón de Aguilar.
 
CARTA DE RAMÓN DE AGUILAR, TRAS SU VISITA A LOS PROYECTOS (2 de noviembre de 2006)

Queridos amigos y colaboradores de Publicaciones Acumán:

Acabo de llegar de Colombia y traigo el encargo de daros las gracias, por vuestra generosa ayuda, a cuantos habéis colaborado con estos proyectos, ya sea con donativos directos o con la compra de los libros de Publicaciones Acumán o del Mercadillo.
Tanto las hermanas Betlehemitas y los voluntarios que les ayudan en el Hogar Niña María, como los componentes de la Fundación Madre Teresa de Calcuta, que va a construir y gestionar el albergue de paso para los ancianos desamparados de Mariquita, querían saber de vosotros y haceros llegar su agradecimiento. Aunque tampoco yo os conozca, cumplo con el encargo y os aseguro que su gratitud es sincera.
Visité el Hogar Niña María y comprobé que las mejoras no sólo se apreciaban en la entrada (como pudimos ver en las fotos ya publicadas), también en el interior, donde los albañiles siguen trabajando. Conocí con más detalle la historia de esta obra, que empezó a funcionar hace 8 años y que, después de varios años de penalidades, éste, gracias a vuestra ayuda, no sólo han podido avanzar en la construcción, sino que no han necesitado preocuparse de cómo subsistir y han podido emplear el tiempo en la atención y el cuidado de las niñas…Afortunadamente, la ayuda del Ayuntamiento de Casas Ibáñez les permitirá seguir trabajando del mismo modo en los próximos meses.
Algunas de estas niñas proceden de la invasión "Los Pinos"; barriada de chabolas en tierra de nadie (sobre las vías del tren), en el que se han asentado familias desplazas de su entorno natural por la violencia con la que se enfrentan en guerra abierta la guerrilla, los diversos grupos paramilitares y el mismo ejército. Las mismas hermanas Betlehemitas van a servir de puente para hacer llegar una ayuda del Ayuntamiento de Casas Ibáñez al grupo de voluntarios "Núcleo de Trabajo por la Vida, la Paz y la Justicia", que va a desarrollar en este lugar un programa de nutrición infantil (dirigido a los niños menores de tres años), y otro de formación para las madres (algunas con no más de quince años), para tratar de inculcar algunos valores que puedan transmitirlos a sus hijos.
En cuanto al otro proyecto, el del albergue para ancianos desamparados, gestionado por el padre Humberto, me alegró comprobar que, como fruto de su trabajo con el grupo de "Amigos de la Tercera Edad"; en el mes de junio se constituyó legalmente la Fundación Madre Teresa de Calcuta, que será la encargada de construirlo y de gestionar su funcionamiento. Esa misma semana tenían previsto firmar la escritura de la compra de un solar, por el que van a pagar unos 5.500.- euros, más otros 1.000.- que ya han desembolsado por los impuestos y trámites previos a la compra. El solar (ellos lo llaman lote), está muy céntrico, tiene unos 560 metros cuadrados y en él se inició la construcción de una clínica, que quedó sin terminar, pero de la que podrán aprovecharse los muros, el suelo de la primera planta y parte de los tejados. Como está muy céntrico y el terreno es más que suficiente, la idea que barajan es la de hacer dos locales comerciales para alquilar y, con esos ingresos cubrir al menos los gastos de los servicios del albergue. Si todo va bien, podrán empezar la construcción antes de que finalice este año.
Ojalá y cuando alguno de nosotros tenga ocasión de pasar por allí, encuentre todas estas obras finalizadas y funcionando…Aunque, mejor sería, que la labor de gentes como las hermanas de la Fraternidad Misionera Betlehemita, los miembros de la Fundación Madre Teresa de Calcuta y los del Núcleo de Trabajo por la Vida, la Paz y la Justicia hicieran posible un futuro mejor en el que nuestra ayuda ya no fuera necesaria.
Ramón de Aguilar

Mariquita, cuyo nombre completo, desde el 16 de junio de 1997, es el de San Sebastián de Mariquita, se encuentra situada en el corazón de Colombia, al norte del Departamento del Tolima, de cuya capital (Ibagué), dista 110 kilómetros, y junto a la tristemente desaparecida ciudad de Armero (arrasada por la avalancha que provocó la erupción del volcán Arenas del Nevado del Ruiz, durante la noche del 13 de noviembre de 1985, ocasionando 26.000 muertos y cuyo símbolo humano sigue siendo la niña Omaira Sánchez) El municipio se encuentra en el valle medio del Magdalena. Un territorio en su mayoría montañoso, aunque cuenta con extensas zonas planas, regadas por los ríos Cuamo, Gualí y Guarinó que bajan sus frías aguas de los cercanos Nevados del Ruiz y del Tolima. En la actualidad tiene unos cuarenta mil habitantes, la mayoría de los cuales viven en la zona urbana, pero también, casi un treinta por cien de la población, en sus 46 veredas (pedanías), muchas de ellas en plena sierra. La riqueza de la tierra, la abundancia del agua y una temperatura primaveral durante todo el año (con una media de 27º), la han convertido en la capital frutera de Colombia. Sin embargo, en medio de este bucólico paraje, junto a la cotidianeidad de un pueblo que se afana por desarrollarse económica y socialmente, convive la cruda realidad de la violencia que azota a todo el país, y que no sólo se traduce en asesinatos, secuestros y extorsiones, sino que deja una larga secuela de miserias en las víctimas (viudas, huérfanos, desplazados…)
Visité el lugar, por primera vez, en el verano de 2002, y disfruté de sus atractivos turísticos: la exuberancia de la vegetación, la calidez del clima, lo delicioso de sus exóticas frutas, la frescura de sus aguas cristalinas, la riqueza de su pasado histórico, la amable simpatía de sus gentes… Pero un nuevo viaje, esta vez en diciembre de 2005, me dio la oportunidad de conocer parte de esa otra realidad y de ponerme en contacto con el padre José Humberto Rodríguez, quien desde su parroquia dirige diversos grupos de voluntarios que trabajan por la paz y el desarrollo, contra la pobreza y las secuelas de la violencia. Participé en una de las reuniones que celebran los Amigos de la Tercera Edad, que se ocupan personalmente de los ancianos desamparados, muchos de los cuales viven en la calle y no tienen un lugar donde dormir; conocí así de primera mano el proyecto en el que, aunque con pocos recursos y muchas carencias económicas, trabajan de forma estable y desde hace casi diez años. Su intención es la de construir un albergue donde poder ofrecer a estos ancianos, si no residencia, sí una cama para dormir, ropa limpia y, al menos, un desayuno con el que afrontar el día.
En esa reunión pude conocer miembros de otros grupos de voluntarios, como el de Núcleo de Trabajo por la Vida, la Paz y la Justicia, y a la hermana Rosalba Acero, de la Fraternidad Misionera Betlehemita, que me habló e invitó a conocer el Hogar Niña María, donde se da acogida a niñas que por la situación de su entorno son víctimas o están altamente expuestas a peligros físicos y morales… (manera delicada de explicar la dura y cruel realidad que ha llevado allí a cada una de las pequeñas). Dos hermanas de esta congregación, con la ayuda de un grupo de laicos, ha iniciado la construcción de un albergue en el que (aún sin terminar), tienen acogidas a 30 niñas de forma permanente y otras 10 como externas. El proyecto supone la edificación de cuatro apartamentos (del que casi se han terminado los dos que están en uso, a falta de puertas y armarios), con áreas comunes: cocina, comedor, aulas de estudios, taller, etc… Así como el sustento de las niñas (incluyendo ropa, medicinas, material escolar, etc), y un amplio apoyo educativo, con asistencia psicológica, cursos de confección, informática, cocina…
En definitiva, a raíz de estos contactos, y sin obviar otras muchas necesidades de la comunidad, surgen dos proyectos, para los que me comprometo a buscar financiación y coordinar desde España:
Construcción de un hogar de paso para la tercera edad.
El responsable en Colombia es el padre José Humberto Rodríguez. En una primera fase se necesitan 5.000 euros, que permitirán comprar un lote (solar), y los primeros materiales para que el grupo de voluntarios inicie con sus propios medios la construcción de un albergue, que contará con dormitorio múltiple, aseos, almacén y lavadero para la ropa, cocina y un comedor. No se trata de una residencia, sino sólo de un lugar para pernoctar, asearse y desayunar; atendido por el grupo de voluntarios Amigos de la Tercera Edad y apoyado por la Parroquia de San Sebastián.
Mantenimiento del Hogar Niña María
Antes que pensar en la necesaria finalización de las obras (el acondicionamiento de los dos apartamentos existentes, a los que les faltan puertas, ventanas, armarios, etc…), y la construcción de los dos nuevos (que permitiría duplicar el número de alojadas), lo que preocupa es conseguir la financiación necesaria para el mantenimiento de las niñas: Unos 1000 euros mensuales. Una vez asegurada la cantidad para un año (12.000 euros), la comunidad podría dedicar sus recursos u otras ayudas que llegaran, a la continuación de las obras.

 
PROYECTO MARIQUITA-TOLIMA 2008

Después de tres años de intensas gestiones y trabajo de campo en barrios marginales de Mariquita, la hermana Trinidad Bautista, miembro de la Fraternidad Misionera Betlehemita, con la ayuda de algunos voluntarios, el 22 de noviembre de 1998 y en una antigua casa cural que les fue prestada por la parroquia, abrió en Mariquita-Tolima (Colombia) las puertas del Hogar Niña María a las diez primeras niñas. Dos años después pudieron comprar el solar y, a la vez que captaban los recursos para mantener a un número de niñas que iba creciendo, iniciaron la construcción del edificio actual, con ayudas municipales, de particulares y de instituciones colombianas y del exterior (entre otras el importe con el que fue premiado su proyecto por la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla).
Desde el 7 de noviembre de 2002 el Hogar tiene reconocida personalidad Jurídica como Fundación, está representada de forma permanente en el Consejo de Política Social del Municipio de San Sebastián de Mariquita, es gestionado por una Junta Directiva, actualmente presidida por Dª Débora Pinilla, y sus estatutos están registrados en la Cámara de Comercio de Honda. Pero, a falta de recursos propios, sigue dependiendo de las ayudas externas y los donativos de particulares. El 2 de enero de 2005 las niñas se trasladaron al que sería su hogar definitivo, que aún estaba sin finalizar. Treinta niñas se alojaban en dos apartamentos (todavía sin puertas en el interior, cristales en las ventanas, armarios en las habitaciones…), y otras diez eran atendidas a media pensión (Hogar Día)... Publicaciones Acumán destinó la práctica totalidad de sus ingresos, durante el año 2006, a este proyecto. En total (con la ayuda también de algunos particulares, como la del “ezcritor” Rafael García, los premios literarios de Miguel Ángel Carcelén y otros pequeños donativos de familiares y amigos), se enviaron un total de 20.486,14 euros, que permitieron reanudar las obras y, con la subsistencia cubierta, dedicar más tiempo al cuidado y la formación de las niñas… El Ayuntamiento de Casas Ibáñez (Albacete), tomó el relevo al año siguiente y decidió apoyar este trabajo, con cargo al 0,7 % de su presupuesto, dedicado a proyectos de cooperación internacional al desarrollo. En estos momentos el Hogar tiene acogidas a 38 niñas en régimen de internado y atiende a otras 10 como Hogar de Día. Se está preparando duplicar su capacidad y han mejorado sensiblemente las condiciones en las que ofrece a las pequeñas una vida más segura, digna y con posibilidades de un futuro que fuera de él no hubieran encontrado. 
      A lo largo de 2008 Acumán asumirá la financiación de este proyecto.

CANTIDAD ENVIADA     (DICIEMBRE DE 2009)   26.586,14

FOTOGRAFÍAS DEL PROYECTO MARIQUITA-TOLIMA

Durante la clase de canto

Asociación de Amigos de la Tercera Edad

Clase de  costura

Dotación del Hogar adquirida

Nueva cocina del Hogar

Durante la clase de música en las nuevas instalaciones

Obras en el Hogar

Antiguas dependencias del Hogar

Nuevo salón de usos múltiples


Nueva entrada al Hogar Niña María

Antigua entrada al Hogar

Nuevas instalaciones

Segunda fase de las obras

Segunda fase de las obras en el Hogar

En las nuevas instalaciones

Entrada terminada al nuevo Hogar

Durante las clases de cocina

Grupo de niñas del Hogar

Nueva cocina

Clase de música en el nuevo Hogar

Grupo de niñas